omd

Los hogares con niños están más equipados que la media y sus niveles de ocio aumentan. Hoy en día, los nativos digitales son consumidores “multitarea”, el 62% de los niños realizan alguna otra actividad mientras ven la tele, ya sea jugar con juguetes cuando son más pequeños o hacer el uso de videojuegos o internet, cuando son mayores. Crecen en un entorno netamente digital, dentro de una sociedad cada vez más cambiante.

Los nativos digitales son reflejo de la sociedad en la que viven. Son niños que han nacido rodeados de nuevas tecnologías y que las van incorporando de forma natural en su día a día: en su tiempo de ocio, en sus deberes del colegio o en la forma en la que se comunican con sus padres o amigos.

Del se desprende que tanto la incorporación de las tecnologías en sus rutinas como el rápido aprendizaje, se realiza cada vez a edades más tempranas. Hay que tener en cuenta que tanto el tipo de uso, como los gadgets utilizados, varían dependiendo del grupo edad en el que se encuentren, y si son niños (entre 4 y 7 años), tweens (de 8 a 11) o pre-adolescentes (de 12 a 14 años).

La relevancia de las nuevas tecnologías en su tiempo de ocio ha hecho que sus habitaciones se conviertan en auténticos centros súper equipados. De acuerdo con el estudio realizado por OMD, un 46% tiene consola portátil en su habitación, un 38% televisor y un 22% acceso a internet. Aproximadamente el 80% de los niños menores de 6 años tiene contacto a diario con alguna pantalla: ordenador, videoconsola o TV.

Por último, es importante señalar que la televisión sigue ocupando una parte significativa de su tiempo de ocio, aunque ya empiezan a detectar algunos indicios de cambios en la forma de consumirla. Los nativos digitales no comprenden el modelo tradicional y lineal de consumo y demandarán, a corto plazo, uno mucho más a la carta, algo similar a lo que obtienen a través internet.