MSN

Las más activas tecnológicamente, las Divas Digitales, representan ya un 18% de la población mundial. Son ellas las que marcan la tendencia de cómo será en el futuro el comportamiento de las mujeres a la hora de buscar, compartir y comprar productos a través de herramientas digitales. Y, sobre todo, qué les piden a las marcas en el entorno digital.

Con independencia del país de origen, estas mujeres coinciden en tres puntos: se desenvuelven a la perfección en el mundo digital, están siempre conectadas y son socialmente influyentes en el universo online. Esto significa que son pioneras en el uso de los nuevos dispositivos y servicios y que además comparten una gran cantidad de contenido a través de sus perfiles en las diferentes redes sociales,  blogs, emails, etc. Para las Divas Digitales su smartphone es “su mejor amigo” y su “asistente de compra personal”. Es el dispositivo con el que más interactúan a lo largo del día. De hecho, su relación es tan estrecha, que dos de cada tres Divas prefieren sacrificar hasta dos horas de sueño por estar conectadas.

¿Qué oportunidades representan para la marcas?

Las Divas Digitales tienen muy claro lo que quieren de las marcas y esperan más que una página en Facebook y una aplicación. Buscan aquello que les simplificará la vida y eliminará todo el ruido que hay en el mundo digital para lograr una experiencia de compra rápida, divertida y efectiva.

Hay siete características fundamentales que explican cómo debe ser una marca en el mundo digital:

•             Curadora: Marcas que encuentren, organicen y presenten sus productos o contenidos de manera relevante, teniendo en cuenta los intereses y gustos específicos de la Diva.

•             Facilitadora: La marca debe hacer los procesos de compra más fáciles y rápidos, tanto la búsqueda de productos como su compra y devolución

•             Solucionadora: Una Diva necesita una marca que utilice redes sociales como Facebook y Twitter para proporcionar un servicio al cliente y resolver sus dudas y no solo promocionar sus productos y servicios.

•             Sincronizadora: La experiencia física y online debe estar sincronizada. La Diva opina que para que una marca se desenvuelva con éxito en el mundo digital, necesita fusionar su propuesta online con la del mundo real.

•             Co-creadora: La marca debería estar dispuesta a dar a la Diva un poco de control y la oportunidad de formar parte de sus propuestas.

•             Potenciadora de experiencias: La Diva busca que, después de su compra, la marca tenga un trato post-venta directo y le brinde información para poder sacar el mayor provecho del producto o servicio adquirido.

•             Negociadora: Que se obtenga un rápido y significativo retorno de inversión por su compra online.