Gr

A pesar del alto porcentaje de personas que ha jugado en el último año, únicamente un tercio (35%) ha realizado algún tipo de gasto en este tipo de entretenimiento. El fácil acceso a los juegos ‘freemium’ que se pueden disfrutar desde los dispositivos móviles y fijos puede que sea una de las razones para que el 45% haya jugado sin coste.

El formato físico es el preferido

Los juegos de consola en formato físico son los más populares, ya que suponen el 46% de los ingresos totales por videojuegos.  Además, las compras online desde las plataformas de las propias consolas representan el 22% de las ventas totales de este mercado y son las que generan una mayor intención de compra a futuro: al ser consultados al respecto, un 46% de quienes adquieren videojuegos a través de este dispositivo declara que comprará más, un 36% que comprará lo mismo y sólo un 18% que reducirá sus compras.

Cabe destacar que la mayoría del grupo de jugadores que más gastan al año y que más horas al juego dedican, los denominados ‘hardcore gamers’, prefieren comprar en formato físico (56%), seguido de un 28% que compra en un formato u otro dependiendo del tipo de juego y, finalmente, un 15% que prefiere comprar los juegos en formato digital.

Mercado de segunda mano en crecimiento

Sin embargo, las ventas en canales oficiales de productos nuevos podrían ser mayores, si no fuera por el importante crecimiento del mercado de segunda mano. Se trata de uno de los fenómenos más destacados del mercado de videojuegos en España, que ya supone un 15% del total de ventas en el canal físico, con un crecimiento de 4 puntos porcentuales tanto en facturación como en unidades vendidas en el último año. Nuestro país se desmarca así de otros países europeos donde este tipo de transacciones es casi inexistente. 
A pesar de ello, en la comparativa entre compras digitales y compras físicas, si se analizan todos los tipos de juegos (de dispositivos móviles, PC y consolas – incluidos los ‘freemium’-), se puede afirmar que las ventas digitales son superiores a las de formato físico, con un 54% frente a un 46%.

Respecto al perfil del comprador digital, éste suele ser un hombre (68%) con ingresos menores a 7.000 euros al año. Los canales que suele utilizar para esta adquisición incluyen tanto distribuidores oficiales como otras plataformas pertenecientes al llamado Grey Market. Este es un mercado que legalmente elude los canales oficiales de distribución para vender bienes a un precio más bajo que los marcados por el fabricante. De hecho, aunque todavía representa un porcentaje muy pequeño respecto al total de ventas en el canal online, únicamente del 7,13% en el segundo trimestre de 2017, el Grey Market muestra una tendencia al alza, ya que en un año ha crecido casi 2 puntos porcentuales. El ticket promedio entre ambos canales digitales, el oficial y el no oficial, durante el segundo trimestre de 2017 no mostró grandes diferencias, ya que alcanzó 24,51 euros en el primero versus 20,23 euros en el segundo.

Al analizar los hábitos de navegación por internet de los compradores en el Grey Market, se pudo observar que una sexta parte de ellos visitaron este pasado julio alguna página de este “mercado gris”, con un peso mayor entre los usuarios de consolas frente a los de ordenador. 
Profundizando aún más, el equipo de investigadores de GfK ha llegado a la conclusión de que antes de visitar una página de Grey Market, los jugadores dedican unos 15 minutos a visitar páginas de fabricantes y distribuidores autorizados y luego consultan por espacio de 4 minutos una opción del mercado gris.