Una consumidora consulta la app de Venca

Se trata de la mayor subida histórica de esta cuota, que en 2012 llegaba sólo al 1,4%, lo que pone de manifiesto la importancia del ecommerce para este sector y su proyección de crecimiento a futuro. El papel del comercio electrónico en el negocio de la moda también es relevante en términos de volumen: el año pasado, más de cinco de cada cien prendas comercializadas en España se vendieron a través de la Red.

Perfil del comprador: mujer urbana y con estudios 

La mujer urbana y con estudios continúa siendo el perfil más habitual en España entre todos los tipos de consumidores de moda a través de Internet. En concreto, el informe vuelve a señalar que el perfil habitual corresponde a una mujer de entre 35 y 54 años que vive en ciudades de más de 100.000 habitantes y tiene una formación con estudios superiores. No obstante, la moda se está volviendo más plural y cada vez integra segmentos más amplios de población.

Patrones de consumo por hábitat

En esta edición, el informe aborda los patrones de consumo de moda online por hábitat. En este sentido, la mayor compra media se registra entre los consumidores que viven en grandes zonas metropolitanas, con 6,7 unidades, pero quienes más gastan son los clientes de localidades pequeñas, de menos de 30.000 habitantes, con un desembolso medio de 143,4 euros por persona y año. Por último, donde el canal online tiene una mayor penetración es en las zonas urbanas de entre 30.001 y 500.000 habitantes, donde ya llega al 28,1% de la población mayor de 15 años.

135,8 euros, gasto medio anual

En global, el gasto medio anual de los consumidores españoles en moda online se situó el año pasado en 135,8 euros, frente a los 127,8 euros del año anterior y los 107,4 euros de 2016. Teniendo en cuenta que estos compradores adquieren una media de 6,5 artículos al año, cada producto adquirido a través de Internet tiene un precio de alrededor de 20,9 euros, frente a los 21,1 euros del año anterior.

El informe también vuelve a reflejar la apuesta de los operadores tradicionales por el canal online y cómo, en consecuencia, los nativos offline han seguido ganando peso en las compras a través de Internet. En este sentido, por primera vez los retailers coparon más ventas que los pure players, con una cuota del 51,3%. Por su parte, los nativos digitales han pasado de copar casi el 80% de las ventas online de moda en 2012 al 48,7% el año pasado.