Una campaña reciente de Renault

El estudio, señalan sus responsables, revela que este porcentaje dirigido a la publicidad digital está todavía por detrás del de otros sectores, pues la media de inversión en internet en España está en el 38%, es decir, trece puntos por encima que la de automoción”.

Mientras, las marcas automovilísticas invierten nueve puntos más que la media en televisión, situada en un 35%. Señala el informe, por otro lado, que “si bien la TV es más eficaz a la hora de recordar el anuncio, otras fórmulas más ligadas a internet, como la publicidad digital, en el móvil o el email directo tienen una mayor capacidad de conversión a venta”. No obstante, el informe de Nielsen hace hincapié también en el hecho de que la industria automovilística cada vez utiliza más plataformas como Instagram o YouTube.

En palabras de Maira Barcellos, responsable de medición online de Nielsen España, “los españoles cambian de coche cada diez años y la mayoría opta por la propiedad. En este sentido, la publicidad online ayuda a la automoción a llegar a audiencias muy específicas y trabajarse al comprador poco a poco. A lo largo de ese tiempo es bombardeado con mensajes que le van dejando huella y perfilando su futura compra y es necesario monitorizar y analizar la eficiencia de esos impactos”.