Green Smoke

Este dispositivo recrea el aspecto y usos de un cigarrillo común, pero, según sus responsables, eliminando efectos nocivos que conlleva el consumo de tabaco: la inhalación de sustancias químicas cancerígenas y el humo derivado de la combustión del cigarrillo.

El cigarrillo electrónico se asemeja a cualquier cigarrillo en tamaño -mide 9,5 cm-, en peso –sólo 14 g-, en textura en manos y labios -su revestimiento de celulosa simula el fino papel de un cigarrillo- y en la combustión del mismo, ya que dispone de un led en el extremo final, que se ilumina durante la inhalación.

Este cigarrillo está disponible en tres formatos: “Sin nicotina”, “Light” y “Normal”, en ocho sabores distintos: tabaco, mentol, marlb, vainilla, manzana, fresa, café y chocolate. De momento está disponible en España a través de la web www.ElectronicSmoke.es a un precio de 99 euros (incluye también dos baterías de litio recargables, cinco inhaladores, un cargador USB y un cargador AC). La compañía tiene un equipo comercial trabajando para la distribución del producto a través de tiendas, farmacias, tiendas de regalos, etc

Sobre las acciones para promocionarlo, desde la compañía han señalado a Marketing News que están realizando campañas específicas de publicidad on line, posicionamiento en las principales motores de búsqueda (Google y Yahoo), así como distribución de 20.000 trípticos informativos. También tienen programas de afiliados desde nuestra web.

Sin embargo, no todo han sido bienvenidas para este tipo de productos ya que la OMS no lo aconseja, recientemente la FDA (Agencia Estadounidense del Medicamento) ha identificado sustancias cancerígenas en ellos y los expertos no ven claro que ayuden a dejar de fumar. Además los críticos advierten de que detrás de los cigarrillos electrónicos pueden estar las tabacaleras.

En España ya ha habido otros intentos com éste.