fever tree

“Fever-Tree llegó a España” cuentan a Anuncios Charles Rolls y Tim Warrillow, fundadores y dueños de esta marca de tónica Premium, “gracias a la amistad entre Ferrán Adrià y el artista Richard Hamilton, uno de los padres del ‘pop art’ británico y colaborador en diversos proyectos culinario-artísticos del chef. La historia comenzó cuando Adrià se interesó por el uso de la tónica en su cocina. Hamilton, fiel bebedor de Fever-Tree en el Reino Unido, no dudó en traerle una botella a su amigo. Enseguida el ‘chef’ quedó admirado por su aroma y sabor y comenzó a servirla en su restaurante. En 2006, Fever-Tree ya se comercializaba en España a través de International Cooking Concepts (ICC )”.

Actualmente todos los restaurantes con estrellas Michelin de nuestro país la utilizan. El reto que se plantea la marca ahora es otro: llegar al gran público. Su estrategia está centrada en las relaciones públicas, que son gestionadas por Ulled Comunicación tras ganar un concurso en el que se presentaron otras seis agencias. Para incrementar el conocimiento de la marca, su política y la filosofía Fever-Tree, esta agencia se encargará de cubrir las relaciones con la prensa, la gestión de los encuentros entre vips y autoridades y la vinculación de la marca con prescriptores relevantes (del mundo de la gastronomía, pero también de otros ámbitos como el diseño, la cultura…). Sobre si en algún momento Fever-Tree estará apoyada por publicidad sus responsables afirman que “dependerá de la aceptación del gran público”. En Reino Unido sí cuentan ya con campaña en medios.

En la labor de evangelización, la alianza con las marcas de ginebra, que ya se puso en práctica en el Reino Unido, es clave. En España también llevarán a cabo acciones de comarketing similares, para las que la compañía se declara “abierta a colaboraciones con empresas fabricantes o distribuidoras de destilados ‘premium’”.

A favor cuentan con una peculiaridad de los españoles a la hora de elaborar un gin tonic. Según Rolls y Warrillow (abajo, en la imagen), “es un caso único: aquí el ‘gin tonic’ se sirve en copas balón para poder apreciar todos los aromas y sabores de la bebida”, una razón más que explica la apuesta de Fever-Tree por el mercado premium.

Objetivos

En cuanto a sus objetivos en España, señalan que quieren ser líderes en ventas en la categoría mixer premium, aunque son conscientes de las dificultades que tiene la apuesta. “Hemos de tener en cuenta que determinadas compañías del mercado actual no están dispuestas a permitir la entrada de propuestas rompedoras dentro de la categoría de los refrescos, que por el momento, apuesta por productos de escasa calidad”, señalan Rolls y Warrillow.

Por la crisis no se manifiestan muy preocupados, ya que “los destilados de gama alta han resistido mucho más que los de baja calidad porque los consumidores han demostrado ser más atentos y exigentes a la hora de elegir qué tipo de productos adquirir. Es este consumidor exigente el que elige Fever- Tree. ¿De qué sirve comprar ginebra, vodka, whisky o ron ‘premium’ si se ha de mezclar con mixers de aromas muy fuertes, de mala calidad y con ingredientes tan empalagosos que perjudican al destilado?”.

En España, Fever-Tree está presente en las mejores coctelerías como Ideal, O’Clock, Mutis, Cocq o Mandarin, además de en todos los restaurantes con estrellas Michelin, como el Celler de Can Roca y el restaurante de Martín Berasategui. También se puede comprar en la tienda gourmet de El Corte Inglés y en establecimientos especializadas.