pringles

En la edición de este año, Pringles, propiedad de Kellogg’s desde primeros de este año, ha ido un paso más allá, usando uno de los soportes más afines al público objetivo de la campaña después de Facebook, donde se desarrolla el resto de la acción: la aplicación para teléfonos móviles Whatsapp.

Los candidatos deberán enviarle al móvil de Mr. Pringles un mensaje creativo, usando los múltiples emoticonos que ofrece Whatsapp. Cada vez que Mr. Pringles recibe un mensaje en su terminal, habilitado de forma expresa para este concurso en concreto, el reto queda marcado como “superado” dentro del perfil de cada candidato.

Para poder optar a ser “Graduado Pringles”, los fans deberán superar cinco mini-retos, que van desde conseguir que un número determinado de usuarios escaneen un código QR hasta seguir una pista que el propio Mr. Pringles les dará mediante una llamada telefónica que puede llegar en cualquier momento, entre otros. Uno de estos mini-retos, es precisamente la prueba “whatsapp de guasa”.

Con esta acción, Pringles pretende acercarse, cada vez más, al público universitario, usando los soportes en los que éstos actúan, de una forma creativa y que aporte contenido de valor o de entretenimiento a los más de 300.000 fans de la comunidad.

Noticia relacionada:

Una marca española usa WhatsApp como herramienta de comercio electrónico