navidul

La acción, que se llevará a cabo en la Puerta del Sol de Madrid, forma parte de un experimento encabezado por esta marca de Campofrío junto a la empresa de investigación social Two Much que pretende descubrir si los españoles están dispuestos a renunciar a la posibilidad de varios millones de euros, a la ilusión, por una recompensa inmediata.

“Desde el punto de vista sociológico es un experimento interesantísimo, en el que el jamón Navidul juega un papel fundamental porque se trata de una recompensa perfecta. Muchos de los elementos con los que convivimos a diario, desde la publicidad a las relaciones sociales, se basan en promesas de una recompensa futura si compramos algo o renunciamos a algo. Sin embargo, hasta ahora todos los experimentos que se habían realizado en el extranjero sobre este fenómeno habían sido en terrenos controlados y nunca en algo tan emocional como la lotería” afirma Pepa Barral, responsable científica del experimento.

Por su parte, Eduardo Burgos, director de marketing de Navidul, ha afirmado que “para nosotros este experimento lleva un reto añadido, que es el de comprobar si a los españoles les gusta tanto nuestro jamón como a nosotros. Nuestra última campaña tiene ese mensaje de algo irresistible, por el que estaríamos dispuestos a renunciar a nuestras creencias más arraigadas. Por eso, cuando recibimos la propuesta, nos pareció tan arriesgada como divertida. Y aceptamos sin dudarlo”

El proyecto tiene, también, un componente social. Si uno de los décimos cambiados por un jamón resulta premiado, el dinero se destinará íntegramente a la Fundación Mensajeros de la Paz, que coordina 11 comedores sociales en toda España. Navidul donará 3 jamones a cada comedor.

Noticia relacionada:

Navidul desvela la verdadera historia de la capa de Ramón García