La marca coreana tiene en activo una campaña en la que muestra las pruebas de calidad que tienen que superar sus teléfonos, una estrategia con la que busca salir de la crisis por culpa del Galaxy Note 7, cuya producción se paralizó tras los incendios de algunas baterías de estos dispositivos.


Los sectores financiero y energético, por su parte, vivieron un mes de febrero bastante bueno para sus marcas, salvo para Repsol, que vio cómo bajaba bastante su porcentaje de notoriedad. ING Direct e Iberdrola lideran cada uno su sector, este último arrebatándole el puesto a Repsol.