Que no se alarmen los lectores asiduos a este restaurante y amantes de este ingrediente, pues se trata solo de una acción con motivo del Día Internacional del Beso, para que en ese día solo se repitan los besos y no la cebolla.

 “Este tipo de acciones son las que hacen que Burger King sea percibido como una marca que no deja indiferente, pero también somos atrevidos y naturales, y siempre cerca de nuestros consumidores, a los que buscamos sorprender y, en esta ocasión, también hacerles reír”, afirma Bianca Shen, directora de marketing de Burger King para España y Portugal.

El anunciante ha creado un vídeo, en el que se explica la dinámica de la acción, cuya campaña se pondrá en marcha bajo el nombre de ‘Onion Blackout’ y que contará con piezas en exterior, digital y punto de venta.