La novedad de Coca-Cola viene en dos referencias: con y sin azúcar

Esther Morillas, directora de marketing de Coca-Cola Iberia, durante la presentación a la prensa, ha señalado que “el gran valor diferencial de este producto es el gran sabor a Coca-Cola”. Además ha destacado que en su receta se han eliminado ingredientes que pueden ser percibidos por los consumidores como la taurina.  De hecho, Coca-Cola Energy está elaborada con cafeína de origen natural, extracto de guaraná, vitaminas B y sin taurina. También estará disponible Coca-Cola Energy Sin Azúcar, ofreciendo a los consumidores una opción sin azúcar y sin calorías. Ambas variedades estarán disponibles en formato lata de 250ml, en grandes superficies de alimentación y comercio minorista.

Coca-Cola Energy llega al mercado español el 1 de abril al canal de la distribución (a la hostelería de momento, no), aunque hasta finales del mes de abril no se estrenará la campaña de publicidad. La creatividad es obra de la oficina londinense de Ogilvy. Carat maneja los medios (todavía no han confirmado el mix de medios pero aseguran que será una campaña muy potente). 

Principalmente diseñada como una bebida para jóvenes adultos (18 y 35 años), aunque su core target será de 20 a 29 años, Coca-Cola Energy se promocionará según las pautas de marketing responsable de The Coca-Cola Company, de acuerdo a las directrices de UNESDA: no realizar acciones de sampling en las proximidades de escuelas primarias y de secundaria; y no promover su consumo mezclado con alcohol. 

España ha liderado el desarrollo y lanzamiento de este producto y es uno de los primeros países, junto con Hungría, en los que estará a la venta.

Este lanzamiento se enmarca dentro de la estrategia de Coca-Cola de ser una compañía global de bebidas, que le ha hecho incorporar recientemente a sus  marcas como Appletizer, Royal Bliss y Honest, entre otros.  Coca-Cola también ha diversificado sus marcas más históricas, incluyendo el reciente lanzamiento de Coca-Cola Plus Coffee.