facebook

Desde la compañía explican que, por ejemplo, se podrán medir las compras que se han realizado desde la aplicación, los productos añadidos a un carro, los niveles que han alcanzado en los juegos, etcétera.


Para acceder a estos datos, los desarrolladores necesitarán instalar un píxel para el móvil, en la aplicación que quieren medir. Esto les ayudará a entender la conversión que realizan los usuarios en distintos puntos de la aplicación.

"Por ejemplo, una empresa de e-commerce podrá saber si el consumidor puso algo en su carro de la compra o si estuvo en la página donde se realiza el pago del producto", indican desde Facebook. De esta forma, señalan, será más fácil para ellos mostrar sus anuncios (tanto en el móvil como en el ordenador) dirigidos a los usuarios que tengan más posibilidades de realizar una conversión.


Además, al igual que la medición de la conversión en el ordenador, los anunciantes podrán hacer una oferta en una base de CPM optimizado. Los píxeles para móvil funcionan de forma bastante similar a como los hacen los píxeles en la web. Al igual que ocurre con la medición de la conversión en la web, Facebook no comparte datos personales de los usuarios con los anunciantes.