El 40% de los encuestados afirma que aumenta su interés por las marcas y productos tras ser impactados en el entorno Smart TV

Respecto a la publicidad, el informe indica que la Smart TV se posiciona como el dispositivo digital que genera una actitud más receptiva en los usuarios ante las marcas y, también, que ofrece el entorno digital más cualitativo para los anunciantes. Así:

  • El 62% de los encuestados considera que la publicidad es más fácil de ver en la televisión conectada frente a entornos como YouTube o Facebook en cualquier dispositivo.
  • La mitad de los encuestados recuerda las marcas que aparecen en aplicaciones de televisión en Smart TV, casi 20 puntos más de recuerdo frente a los impactos recibidos en YouTube y un 19%  frente a los impactos en Facebook.
  • La atención que genera la publicidad en Smart TV (42%) es mayor que la que se obtiene impactando en redes sociales como YouTube (32%) o Facebook (30%).
  • Además, el 40% de los encuestados afirma que aumenta su interés por las marcas y productos tras ser impactados en el entorno Smart TV.
  • La publicidad es un componente más del contenido y es aceptada por los participantes, siendo considerada menos intrusiva que en otros dispositivos.

'Cuanti' y 'cuali'

La investigación ha contado con dos fases. Una primera de carácter cualitativo para medir la reacción ante el medio con un focus group digital a través de Quick Community de Toluna, desarrollado en tres días consecutivos en los que se han obtenido más de 2.300 interacciones de los participantes. Y una segunda, de carácter cuantitativo, para llegar a conocer el impacto y el recuerdo de la publicidad en esta pantalla digital, a partir de más de 1.100 encuestas entre usuarios de Smart TV.

Los resultados cuantitativos señalan, por ejemplo, que el 91% de los usuarios que posee una Smart TV en su hogar la usan al menos una vez a la semana para disfrutar de contenido televisivo, frente al 54% que, para este cometido, usan el ordenador; el 38% que hacen uso de la tableta o el 37% que utiliza el móvil. Aunque hay matices: la televisión conectada es el dispositivo predominante en prime time, si bien el smartphone se usa más en otros momentos del día para ver vídeo online.

Otro dato significativo se refiere a que en el 72% de los casos, el consumo audiovisual a través de la televisión conectada se hace acompañado, frente a la actitud más individualista de otros dispositivos digitales. Y señalan aspectos que posicionan favorablemente a la Smart TV en ese uso: sus prestaciones técnicas y la gran comodidad que ofrece en su uso, así como la calidad de imagen y sonido.

De acuerdo con los resultados de esta investigación, la Smart TV “es elegida por la gran mayoría de los participantes como su dispositivo favorito para consumir series, películas y programas, gracias al control que este les ofrece: visualizan contenido bajo demanda y destacan la capacidad de controlar la reproducción del mismo”. Y asocian el consumo de contenido bajo demanda a un estado de desconexión frente a las obligaciones diarias.