Una aplicación de BBVA

Más allá de los diferentes productos y servicios ofrecidos por cada banco, el principal motivo para cambiar de compañía financiera está relacionado con un cambio de estado civil del usuario. Las búsquedas onsite revelan que el matrimonio o el divorcio son momentos vitales en los que cambia-mos de banco. Otros motivos más obvios para cambiar de banco que apunta el estudio son las ofer-tas y las comisiones. 

Bankia, y BBVA en menor medida, son los bancos que lideran las búsquedas relacionadas con un cambio de banco vinculado al estado civil. Por su parte, las personas que tienen un nuevo empleo se acercan a Caixabank, frente a las que son promocionadas dentro de su empresa, que son más del Santander. Aquellas que cambian al Banco Sabadell valoran el servicio al cliente. Por último, las que quieren cambiar de casa, se interesan por ING.

El análisis realizado por Captify permite conocer mejor a los compradores de casas y sus intereses en los distintos momentos del viaje hasta contratar la hipoteca. Curiosamente hasta que no tienen prácticamente decidida la hipoteca no empieza la búsqueda de vivienda, lo que identificamos con un perfil comprador más realista que soñador. 

En la fase de consideración, el usuario hace búsquedas relacionadas con el momento de la decisión de compra, como por ejemplo si es mejor alquilar o comprar o cuándo comprar una casa. En la fase de descubrimiento, búsquedas para saber más sobre las distintas hipotecas y calcular los intereses. Por último, cuando llega el momento de elegir, las búsquedas giran en torno a los comparadores de hipotecas y la búsqueda de vivienda.

El uso de tecnología semántica nos permite dibujar perfiles, intereses, momentos vitales e intenciones de compra. Con esta información podemos definir nuestro plan de marketing: a qué audiencia queremos llegar e impactarla a través de distintos dispositivos a lo largo de todo el funnel de con-versión y medir los resultados.

Por último, Captify ha realizado un estudio de las búsquedas efectuadas por los usuarios en 2018 sobre las principales entidades financieras españolas que refleja que la actividad de la banca tiene interés para los ciudadanos de a pie. Sin embargo, en este sector ser notorio no tiene por qué ser sinónimo de tener mejor reputación, ya que en muchos casos lo que motiva las búsquedas pueden ser noticias negativas como caídas en la Bolsa o blanqueo de dinero.