Moritz ha contado con Kantar Millward Brown para saber los gustos de los barceloneses

Moritz, con más de 160 años de historia, es una marca de cerveza ligada emocionalmente a Barcelona y, para seguir demostrando el significado de esta ciudad para su historia, ha creado una cerveza elaborada por sus propios ciudadanos: la Moritz BaPA (Barcelona Pale Ale).

Como primer paso, y en colaboración con la empresa de investigación de mercados Kantar Millward Brown, Moritz realizó una encuesta para conocer a fondo las características que debería tener la cerveza que mejor podía representar a Barcelona y a todos sus ciudadanos.  

“Nosotros hicimos la primera cerveza de Barcelona, y a partir de esta experiencia hemos querido hacer la primera cerveza creada por Barcelona. En el proceso de elaboración ha sido muy importante conocer bien los intereses y preferencia de los ciudadanos y de la ciudad a quien queremos representar. Esperamos haber creado la cerveza que dé respuesta a todo ello”, explica Albert Viaplana, maestro cervecero de la Fàbrica Moritz Barcelona.

Esta cerveza es una nueva creación del Moritz Beer Lab, el laboratorio de I+D de la Fàbrica Moritz Barcelona donde la cervecera elabora cervezas de edición limitada.

Sobre el estudio 

Para realizar el estudio, elaborado por Kantar Millward Brown, se han entrevistado a 400 consumidores de cerveza de entre 18 y 65 años, 60% de hombres y un 40% de mujeres, y el ámbito del estudio ha sido Barcelona capital. La metodología utilizada fue entrevistas online mediante panel. De entre las preguntas planteadas cabe destacar las preferencias en color, aroma o momento ideal para tomar una cerveza, y qué valores se asocian más a Barcelona.

A partir de los resultados obtenidos en la encuesta realizada, Albert Viaplana y Germán Melgarejo, maestros cerveceros de la Fàbrica Moritz Barcelona, han elaborado la Moritz BaPA (Barcelona Pale Ale).

El resultado del estudio ha definido la Moritz BaPA, la primera cerveza colaborativa de Barcelona. Una cerveza (de edición limitada) fresca, moderna y cosmopolita inspirada en Barcelona. Según el estudio, cosmopolita es el adjetivo que mejor define a Barcelona y el lúpulo el ingrediente principal deseado. La Moritz BaPA combina 5 lúpulos, cada uno de ellos de un continente, para enfatizar así el valor cosmopolita de Barcelona. 

La cerveza colaborativa de Moritz
La cerveza colaborativa de Moritz

Para Viaplana, “los barceloneses pedían una cerveza sedosa al paladar con un punto de amargor equilibrado. Para dotar a la cerveza de esa sedosidad hemos utilizado en su configuración malta de cebada, malta de trigo y avena que le aportan sedosidad y turbidez. Además, se trata de una cerveza de alta fermentación con un amargor equilibrado de 30º IBU y 6% de alcohol, el porcentaje de alcohol ideal según el estudio”.

Sedosa y equilibrada en boca, es muy aromática gracias a los lúpulos y a una levadura de perfil afrutado. El color de Moritz BaPA es amarillo-oro, de 9 EBC, el color escogido por unanimidad entre los barceloneses encuestados.

En cuanto al momento de consumo, la mayoría de los barceloneses opta por disfrutar de su cerveza ideal para consumirla por la tarde, después del trabajo, con amigos y a poder ser, en una terraza. 

Coincidiendo con el Barcelona Beer Festival, Moritz pone a disposición de todos los barceloneses esta cerveza durante el festival, y también estará disponible en la Fàbrica Moritz Barcelona y en el Bar Velódromo a partir del lunes 18 de marzo y hasta el verano, donde una nueva creación del Moritz Beer Lab dará el relevo a la Moritz BaPA.