La Salve tiene como objetivo lograr el 10% de la cuota de mercado del País Vasco en los próximos años.

La Salve, que cuenta con Mahou San Miguel en su accionariado, lanza ahora su primera campaña publicitaria, que se difundirá en internet, a través de Google y Facebook, y en las principales cabeceras digitales de País Vasco, Asturias y La Rioja.

La campaña contará con spots de vídeo de 30 y 20 segundos de duración; banners e irá acompañada de concursos promocionales que buscarán la interactuación con los consumidores a través de las redes sociales de la marca de cerveza.

El trabajo se centra en destacar que las “cervezas con historia de Bilbao” (Sirimiri, Txirene y  Botxo) y ha sido lanzada con la colaboración  junto con la organización para la dinamización de los barrios históricos de la ciudad Bilbao Historiko.  

El diseño y la creatividad son obra de las agencias El Primo Marvin y Think on Marketing, ambas de Bilbao, mientras que la producción ha corrido a cargo de Buklean Studio, también con sede en la capital vizcaína.

Mahou San Miguel posee un 42,7% de esta cervecera bilbaína. Esta relación ha sido clave para reabrir la fábrica en la capital vizcaína, que ha supuesto una inversión cercana a los dos millones de euros. Con la puesta en marcha de estas instalaciones, La Salve ha podido recuperar la producción local después de que su antigua fábrica cerrase sus puertas en 1977.  Según un comunicado de La Salve, su objetivo es lograr el 10% de la cuota de mercado del País Vasco en los próximos años.