Anuncio en Linkedin

El estudio, que ha incluido piezas de vídeo de 75 marcas diferentes, se ha elaborado con una tecnología de reconocimiento facial capaz de medir las emociones de los usuarios.

De acuerdo con la información facilitada, los anuncios de seis segundos, debido precisamente a su corta duración, suponen un reto a la hora de generar conexión emocional. Estos spots cortos obtienen tasas de visionado más altas, pero en cambio tienen un menor impacto emocional. Así, la capacidad para generar emociones de estas piezas es de 3,6 en una escala que va del uno hasta el diez, frente al 5,1 que obtienen los de treinta segundos. Los anuncios cortos que han logrado una mejor puntuación han sido aquellos capaces de narrar una historia en seis segundos.

Otra de las recomendaciones derivadas de los conocimientos adquiridos por el estudio aboga por una personalización de la producción pensando en los diferentes dispositivos en los que esa pieza será vista. Esto implica que se consumirán habitualmente sin el sonido activado, en pantallas de pequeño tamaño y donde el periodo de atención será muy limitado. No obstante, muchas de las campañas de vídeo para móvil del momento siguen siendo spots de televisión, por lo que se recomienda tener en cuenta la presencia del branding desde el inicio, la aparición de titulares cuando haya voz en off o la inclusión de elementos gráficos dentro del vídeo, aspectos que pueden ayudar significativamente a una correcta transmisión del mensaje.

Acceder a una infografía desde aquí