Imagen
Las noticias falsas son de fácil propagación

En este contexto, un 80% de los encuestados en España han mostrado su preocupación por la posibilidad de que la información falsa o fake news se utilice como arma, con niveles de desconfianza en las redes sociales superiores a la media europea (47% vs. 34%).

Este miedo ha alimentado el deseo por conseguir un cambio y disponer de información basada en hechos, que ha llevado a un incremento en el consumo de medios y el intercambio y distribución de noticias e información, que en España ha llegado a alcanzar un 25%. De esta manera, los resultados del barómetro muestran que los medios tradicionales son los que más confianza generan en nuestro país (66%), seguido por medios propios (65%) y motores de búsqueda (63%).

Desciende la confianza en España 

Los resultados del barómetro sitúan el índice de confianza de España como el tercero más bajo del mundo, tan solo por delante de Japón y Rusia. De hecho, con un descenso de 7 puntos, nuestro país ha registrado la caída más elevada de su índice de confianza, junto con Rusia, entre 2018 y 2019. En Europa, la confianza de España está por detrás de países como Italia (46), Francia (44), Alemania (44) y Reino Unido (43). El escepticismo frente a ONGs (las instituciones mejor valoradas), gobiernos y medios ha aumentado en 8 puntos, mientras que la desconfianza en empresas ha subido 5. A nivel sectorial el Tecnológico es el que más confianza genera, seguido del de Entretenimiento y el de Salud


Este 2019, la figura de mi empleador ha registrado los mayores índices de confianza con un 75%, lejos del 57% registrado por ONGs, el 56% de empresas, 48% de gobiernos y 47% de medios de comunicación. España sigue esta tendencia, posicionado a mi empleador como la figura en la que más se confía, con un total de 64 puntos, a pesar de estar a la cola en esta categoría en Europa, por detrás de países como Francia (66 puntos), Irlanda (69 puntos), Italia (72 puntos) o Alemania (73 puntos). 

El 55% de todos los empleados en el país consideran que su empleador es una fuente fiable de información sobre temas sociales y otros asuntos de importancia. Este porcentaje se eleva a un 63% en el caso de empleados de multinacionales.

CEOs y directivos como líderes del cambio en vez de las instituciones

Un 71% de los empleados españoles consideran que los consejeros delegados deben ser quienes lideren el cambio en el país, sin esperar a que los gobiernos se lo impongan. De hecho, el 67% de ellos están convencidos de que la capacidad de respuesta de su CEO en momentos críticos, como crisis nacionales o temas referentes a la industria, es clave. El 55% de los empleados considera además que su empleador es una fuente fiable de información sobre temas sociales

En términos globales, los trabajadores esperan que empleadores del futuro se unan a ellos para luchar por temas sociales (67%) y, las empresas que lo hagan, reciben mayor compromiso (78%) y fidelidad (74%) de sus empleados.

El 77% de los españoles opina que una empresa puede poner en marcha acciones específicas que mejoren las condiciones económicas y sociales de las comunidades en las que opera. El 73% de los españoles espera además que su empresa esté regida por valores y que sea inclusiva.

Los españoles creen que en 5 años estarán peor que ahora

El pesimismo de cara al futuro sigue creciendo. Tan solo uno de cada tres encuestados de la población mayoritaria en el mundo desarrollado cree que su familia vivirá en mejores condiciones dentro de cinco años. De hecho, entre la población mayoritaria, uno de cada cinco cree que el sistema está funcionando, mientras un 70% quiere un cambio. Por su parte, España se encuentra entre los 14 mercados en los que un gran porcentaje de la población mayoritaria (56%) no creen que estarán mejor en este plazo de tiempo. 

En este link puede descargarse completo el Edelman Trust Barometer 2019.