Lagunitas se vende en más de 30 países

Little Sumpin’ Sumpin’ Ale y 12th of Never Ale son las variedades que acompañan a Lagunitas IPA en su nueva aventura en nuestro país, un mercado que no se escapa del boom de las cervezas artesanas.

Su logotipo es un perro, algo que va muy unido a Lagunitas desde sus inicios. Russell Smithson, experto cervecero de la marca, cuenta en un comunicado que “algunas veces hay más perros que personas en las oficinas de Lagunitas. Somos defensores de los perros y por eso apoyamos muchos proyectos sociales destinados a su cuidado y protección desde Estados Unidos. También queremos trabajar este tipo de proyectos a nivel local. No hay nada como luchar por una causa justa con una cerveza en la mano. Es lo que nos hace grandes como marca, compartir nuestras pasiones con las personas”.  

La historia

La historia de Lagunitas merece la pena ser contada: comienza en California del Norte, donde Tony Magee empezó a fabricar cerveza de manera casera en su cocina, hasta que casi incendió los fogones. Fue entonces cuando su mujer le rogó encarecidamente que por favor se fuese con su aventura a otra parte. Y así, en 1993, Lagunitas Brewing Company abrió sus puertas cerca de la ciudad de Lagunitas, de ahí su nombre. 

Pero no fue hasta 1995 cuando nació Lagunitas IPA. Esta variedad, que comenzó siendo el lote número 100 de Lagunitas y la primera cerveza estacional de la marca, se convirtió en la IPA icónica de los EEUU. Ahora todo el mundo sabe hacer cerveza de estilo IPA, pero en aquella época, el mercado de las artesanas estaba dominado por las Pale Ales y Amber Ales. Tony enseguida vio su potencial y se atrevió a hacer una cerveza que se convertiría en un icono entre los amantes cerveceros de todo el mundo.

El logo de la marca es un perro
El logo de la marca es un perro

En 1999, Lagunitas da un giro. La fábrica necesitaba un nuevo espacio para poder expandir el negocio y se muda a Petaluma, California. Más adelante, Tony pensó en cómo su cerveza podía cruzar el país de una punta a otra conservando toda su frescura, al ser una cerveza no pasteurizada. Así que decidió abrir una nueva fábrica en Chicago. Para celebrarlo, el equipo de Lagunitas organizó por primera vez en dicha ciudad su legendario Beer Circus, un festival que une dos de las pasiones de Lagunitas: la música y la cerveza. 

Las cervezas artesanales

El segmento de las cervezas artesanales en España representa tan solo cerca del 1% del total de la producción cervecera, si bien lleva unos años creciendo a doble dígito, según Alimarket. Según la consultora DBK, en 2017 las llamadas craft alcanzaron un volumen de producción de 170.000 hl, un 36% más que en 2016, con un valor de negocio en torno a los 47 millones de euros (+31%). Heineken España ya había comenzado a trabajar en este terreno con la inauguración de su primera microcervecería, "La Fábrica de Cruzcampo", un espacio único de creación y experiencias cerveceras, que abrió sus puertas en Málaga en enero de 2018. Además, la compañía ha comprado recientemente el 51% de la marca madrileña La Cibeles.