Sangría Lolea fue lanzada en 2013 por cuatro emprendedores aragoneses

El barrio de Chueca (Libertad, 26) acoge esta segunda Casa Lolea, diferente a la de Barcelona, con su propia identidad, pero conjugando el mismo concepto: calidad en el producto y una filosofía que gira en torno a la buena vida, la buena mesa y, por supuesto, un momento de reunión entre familia y amigos.

Casa Lolea está especializada en tapas
Casa Lolea está especializada en tapas

Grandes clásicos como las bravas, la ensaladilla rusa, la tortilla de patatas o el pan con tomate están presentes en su carta; conservas selectas, embutidos y montaditos, completan su amplia oferta. Sabores de toda la vida con toques contemporáneos ideales para compartir y combinar con cualquiera de las cinco variedades de sangría gourmet –Lolea Nº1, Lolea Nº2, Lolea Brut, Lolea Organic y Lolea Rosé–, servidas de la mejor manera posible.

El espacio cuenta con tres ambientes. El primero, más desenfadado con mesas altas y vistas a la barra, perfecto para disfrutar de un tapeo ligero entre amigos. El segundo, más amplio, es un acogedor comedor, para ratos más largos y comidas más formales. Y, por último, un pequeño comedor privado con capacidad para diez personas.

La marca ya cuenta con otro espacio similar en Barcelona
La marca ya cuenta con otro espacio similar en Barcelona

Los elementos decorativos completan su esencia. Vajillas esmaltadas, azulejo blanco, servilleteros de lunares y delantales de cuadros conviven con las llamativas botellas de sangría. Un conjunto pensado para crear la atmósfera perfecta y recrear la identidad de la marca.

Lolea es una marca que nació en 2013 de la mano de cuatro socios emprendedores, todos ellos aragoneses. 

La sangría es la protagonista de Casa Lolea
La sangría es la protagonista de Casa Lolea