Unilever ha ahorrado 500 millones de euros al no contratar agencias

De acuerdo con la información publicada por la revista británica Campaign, Unilever ha recortado de manera notable en los dos últimos años tanto el número de agencias con las que colabora como los honorarios de producción. Para conseguirlo ha contado con la colaboración de Oliver, agencia especializada en el desarrollo de estructuras que se integran en el equipo de los anunciantes.

El resultado de esta colaboración es una unidad en el seno de Unilever que opera bajo el nombre de U-Studios. En la actualidad, la multinacional de gran consumo cuenta con un total de dieciocho oficinas de esta división que están repartidas por quince países. Esta estructura le permite no solo ahorrar, sino además, como se indica en su balance de resultados de 2018, “crear contenido de marca de una manera más rápida y eficiente que mediante la colaboración con agencias externas”.

En 2017, Unilever informó sobre la puesta en marcha de un plan con el que quiso reducir la inversión en su actividad de marca y marketing en hasta 2.000 millones de dólares anuales hasta 2018. Se trató este de un movimiento, como recogimos en MarketingNews en aquel momento, en busca de "aportar más valor a los accionistas” después de que en febrero de 2017 se abortase su adquisición por parte de Kraft Heinz. Dentro de este plan, el anunciante quiso asimismo disminuir significativamente se número de agencias.