Cacaolat deja atrás la etiqueta amarilla que envolvía completamente el producto sin dejar ver lo que había detrás

Cacaolat ha decidido renovar la imagen de la botella familiar de 1 litro y apostar por recuperar sus orígenes, volviendo a la botella transparente ideada por sus fundadores en 1933, la cual deja visible el producto: leche letona de granjas de proximidad y cacao de agricultura sostenible. 

Este nuevo diseño transparente de la botella estará disponible en el formato familiar de la receta original, en la receta 0% azúcares (sin azúcares añadidos) y también en el nuevo Cacaolat sin lactosa.

Siguiendo su compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente, los envases de plástico de la gama son 100% reciclables y utilizan un 25% PET reciclado. Además, Cacaolat apuesta por el consumo en formato vidrio que se encuentra en el canal de restauración y que ya se puede encontrar en varios supermercados. 

Este paso ha sido dado para adaptarse a las tendencias de los consumidores, que buscan productos más saludables y transparentes, hechos con ingredientes naturales de los cuales conozca su origen y que sean de comercio justo. Además desde Cacaolat afirman que “las compras realizadas en los supermercados ahora son más premeditadas y rápidas, para pasar menos tiempo en el establecimiento. Por ello es esencial contar con un packaging distinto para que resalte en el lineal”.

Según ha podido saber MarketingNews, el diseño del packaging lo ha hecho VMLY&R y la campaña (digital y punto de venta), Fuego Camina Conmigo.