La campaña ha sido creada por Contrapunto BBDO, junto con la productora El Cangrejo

En estos tiempos difíciles de confinamiento por la COVID-19, Cacaolat ha contribuido con más de 100.000 botellas de batidos de cacao y leche a distintas organizaciones y centros sanitarios para ayudar a reponer fuerzas y darles un momento de bienestar a aquellos que se están ocupando de cuidar de nosotros. 

Pero también quiere reconocer el esfuerzo que están haciendo madres y padres para conseguir que en casa todo siga adelante con un plan de comunicación en sus propios canales y en medios digitales.

En redes sociales se ha creado un programa de contenidos para ayudar a madres y padres a distraer a sus hijos, se ha ampliado una promoción con HBO que permite ver gratis la plataforma durante 2 meses y también se ha lanzado una campaña de imagen para agradecer el esfuerzo que están haciendo los padres y madres de este país, para conseguir que sus hijos lleven este confinamiento con optimismo y buen humor.

El anuncio, obra de Contrapunto BBDO, muestra momentos y situaciones en los que toda familia se puede ver reflejada: la escuela en casa, los juegos inventados, gimnasios en el salón, cursos acelerados de cocina, algún que otro berrinche y por supuesto los aplausos a sanitarios y servicios esenciales… en definitiva, la vida misma.

La productora El Cangrejo, encargada del rodaje, prescindió de castings y actores y reclutaron a familias y amigos para recoger material real de la vida en confinamiento. Sin un director detrás de la cámara, se consiguieron más de 60 minutos de metraje que fueron revisados para conseguir unas piezas finales de 45, 30, 15 y 6 segundos.

La campaña se está emitiendo desde la semana pasada en redes sociales, YouTube y televisiones digitales.