suecia

Según informa Creativity, Forsman & Bodenfors es la agencia creativa que ha desarrollado la campaña, fuera de los formatos habituales de la red social. Todo comenzó con la creación de un perfil del director del nuevo establecimiento Gordon Gustavsson, quien colgó fotos de las exposiciones de las tiendas en su álbum personal.

Los primeros usuarios que etiquetaran con su nombre los productos que aparecían en las imágenes, los ganaban. Así comenzó la viralidad, de la manera más natural de Facebook: en las noticias de los contactos. La campaña de Ikea consiguió visibilidad sin poner ni un banner.