dominos pizza

Un mes después de que la fotografía de la malograda pizza fuera colgada en www.showusyourpizza.com, Patrick Doyle, presidente de Domino’s Pizza apareció en un spot de televisión mostrando la imagen y diciendo que este era un ejemplo de lo que la compañía no debería hacer. “No es aceptable”, “Hacemos las cosas mejor” y “No deberías recibir algo así de Domino’s” son algunas de las frases del anuncio.

Pero la estrategia no se quedó ahí: Sam Fauser, chef de la compañía, se desplazó hasta el domicilio de Long con dos pizzas elaboradas en el local más próximo de la marca, una carta del presidente y una tarjeta por valor de 500 dólares. Por supuesto la visita del chef al consumidor fue grabada en un vídeo, que ha sido subido al canal de YouTube del anunciante y a su Facebook.

En un momento determinado Fauser mira a la cámara y augura: “Va ser nuestro cliente de por vida”.


El año pasado Domino’s Pizza sufrió una crisis de imagen por culpa de un vídeo de dos trabajadores en el que manipulaban una pizza de manera muy poco higiénica.