alcampo

Mientras que las marcas de distribución han construido sus bases distinguiéndose como aquellas que ofrecen una buena relación calidad-precio el estudio sugiere que los consumidores creen que las marcas de distribución ofrecen mucho más que eso. Al menos el 80% de los consumidores mundiales indican que las marcas de distribución son iguales o mejores que las marcas de fabricante en muchas dimensiones, sobre todo a la hora de satisfacer sus necesidades, ofreciendo comodidad, siendo bueno para sus familias, cuidando el medio ambiente e irradiando confianza.

"Nuestros datos indican que las marcas de distribución están desafiando a las marcas de fabricante en una serie de atributos básicos de las marcas", dice Antonio Hernando, director de Ipsos Marketing. "En esencia, la experiencia de marca asociada a las marcas de distribución se corresponde con la experiencia de la marca asociada a las marcas de fabricante - y eso es muy alarmante para nuestros clientes".

El estudio indica, además, que los consumidores mundiales confían en que las marcas de distribución trabajen igual de bien que las marcas de fabricante: 81% dicen que las marcas de distribución ofrecen productos alimenticios cuyo sabor es igual de bueno y que los productos del hogar trabajan igual que las marcas de fabricante. La idea de que las marcas de distribución ofrecen una experiencia con el producto por debajo del nivel óptimo - el equilibrio para un precio más bajo - parece estar desvaneciéndose en la mente de los consumidores.

Los resultados correspondientes a España están muy en línea con los obtenidos en el resto del mundo.

"Las marcas de distribución están floreciendo como resultado de las mejoras en la calidad del producto en relación a los efectos de la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores, que ha elevado la compra de marcas de distribución", añade Hernando. "El nivel de confianza en las marcas de distribución a través de muchas áreas de productos diferentes en un momento de desconfianza en otros sectores como en los servicios financieros puede significar que los compradores pueden tener menos probabilidad de regresar a las marcas más caras en un futuro a menos que los beneficios realmente superen a los costes - y éstos tienden a ser beneficios emocionales más que funcionales".

El estudio sugiere que las mayores fortalezas de las marcas de fabricante versus las marcas de distribución son los envases, la innovación, la originalidad y la calidad. “Estos son aspectos importantes de la experiencia de marca, y los que los fabricantes deberían tener en cuenta en su estrategia de marca", según Hernando.