rocio mano

En lo relativo al uso del correo electrónico en el teléfono móvil, España se encuentra más alineada con los datos europeos, con una hora y media de tiempo invertido como media enviando emails a través del móvil. A nivel mundial esta cifra crece hasta casi dos horas y cuarto semanales (2,2 horas).

Según los datos obtenidos en el estudio Digital Life, la mayor motivación para el uso de Internet en el móvil es la necesidad de gratificación instantánea y la capacidad de las redes sociales de ofrecer diferentes formatos de mensajes, incluyendo las funciones de mensajería instantánea (chat) o actualizaciones. En lo relativo a la evolución en el futuro, los consumidores expresan expectativas de que el uso de las redes sociales crecerá más a través del móvil que a través del PC.

El móvil ya no es una herramienta para llamar y recibir SMS o MMS sino que cada vez absorbe más actividades relacionadas con el mundo online que el consumidor comienza a adoptar en su uso cotidiano. De esta manera, prácticamente la mitad (47,8%) de aquellos que tienen acceso a Internet a través de su móvil lo utilizan para enviar emails y un 37% se conectan y usan redes sociales a través de este medio.

Otras actividades relacionadas con la compra o la información precompra, todavía se muestran minoritarias con un 18% de penetración pero ya están presentes entre los usuarios de Internet móvil.

Los datos de Digital Life proceden de casi 50.000 entrevistas en 46 países del mundo.

"El estudio tiene una cobertura geográfica sumado a un nivel de profundidad en el análisis del consumidor digital no alcanzado nunca hasta ahora en ninguna otra investigación de este tipo", comenta Alberto Relaño, director de Innovación y responsable del estudio Digital Life en España. "No sólo estudia la actividad online mundial incluyendo mercados emergentes como Brasil, Rusia, India y China, sino que además se ha investigado las actitudes y motivaciones que subyacen bajo los distintos tipos de comportamiento en el mundo digital".