mccann

El auge de las compras online a nivel mundial en combinación con el aumento explosivo de la información y análisis de datos de los consumidores está remodelando el mundo del retail, las actitudes y el comportamiento de los consumidores en todo el mundo. Pero a medida que los consumidores se van adaptando a las nuevas tecnologías asociadas a la compra, también están comenzando a mostrar cierta preocupación por las nuevas tendencias. El acto de compra es considerado como una experiencia y no sólo como una transacción,  pero les preocupa el rol cada vez más relevante  que juega la información en la conformación y limitación de dicha experiencia.

El 52% de los encuestados sostiene que hoy en día comprar es demasiado impersonal y les preocupa que la decisión de compra dependa de algoritmos. De hecho, al 57% le preocupa ser menos capaces de descubrir cosas nuevas si las marcas les presentan siempre exactamente lo que buscan. Esto abre a los anunciantes oportunidades de realizar nuevas ofertas de producto y merchandising, dado que el 66% de los compradores buscan inspiración mientras realizan sus compras.

Mobile es un área que demanda la creación de una experiencia sensorial. Las marcas que sean capaces de adaptar sus plataformas móviles para ofrecer un contenido rico e inspirador, así como  la posibilidad de realizar transacciones rápidas y on-the-go  basadas en las necesidades puntuales del consumidor en un momento dado,  serán las que aprovecharán verdaderamente todo el potencial que ofrece el mobile.

Conscientes de ser vigilados

En línea con estas tendencias, el estudio reveló que los consumidores expresan una mezcla entre mayor concienciación, mayor preocupación  y una visión con un matiz de ciencia ficción sobre el futuro del shopping.

Conscientes de estar siendo “vigilados”: El estudio reveló que el 84% de los individuos son  conscientes de que las empresas rastrean las páginas web que visitan para recomendarle productos que les puedan gustar. En Estados Unidos, este grado de conciencia se incrementó significativamente del 69% en 2011, al 87% en 2014.  Por su parte, los usuarios aceptan este tipo de control toda vez que comprendan su beneficio: el 65% de los individuos sostuvo que estarían  dispuestos a compartir su información si pudieran ver un claro beneficio para ellos (opinión que también se incrementó significativamente, del 45% en 2011 al 61% en 2014)

Preocupaciones sobre privacidad: El exceso de confianza en la ciencia de comprar preocupa a la mayoría de los consumidores. En general, a nivel global,  al 71% de las personas les preocupa la cantidad de información que las tiendas online poseen sobre ellos. Esta proporción es menor en Estados Unidos (58%) en relación al resto de los países estudiados. No obstante, como todo cambia tan vertiginosamente y los individuos están cada vez más centrados en los beneficios tecnológicos, se están detectando algunas contradicciones  con respecto al tema de la privacidad. Por ejemplo, el 59% de individuos a nivel mundial estarían dispuestos a ir a una tienda que fuese capaz de reconocerle cuando entra por la puerta.

¿Ciencia ficción?

Una visión estilo ciencia ficción: Casi la mitad de las personas entrevistadas afirma que se podrían ver a sí mismos utilizando huellas digitales o escaneos de retina como autentificación de pago en el futuro. Y cerca de la sexta parte de los entrevistados a nivel global sostiene que podrían verse usando cierta tecnología de medios de pago incrustada en su cuerpo. Dentro de los países estudiados, Estados Unidos está entre los que menos comparten está visión estilo ciencia ficción.

Nueva etiqueta de compra: Por último, se observan  muchos cambios en los comportamientos de los individuos relacionados con el nuevo universo de la experiencia de compra. Comprar a medianoche e incluso en medio de la cena se ha vuelto normal. El 39% de los individuos a nivel mundial sostiene que la posibilidad de comprar en mitad de la noche es el mayor beneficio emocional de la compra online. Y una cuarta parte de los encuestados a nivel global considera  aceptable excusarse de una reunión o de una cena para conectarse a una venta flash online.

Accede al estudio