MAHOU

Las tendencias en aplicaciones varían constantemente con la aparición de nuevas tecnologías. Algunos de los ejemplos que más suenan son conceptos como los ‘wearables’, el Internet de las Cosas, la realidad aumentada o la inteligencia artificial. En un mundo donde la evolución y los cambios están a la orden del día, una app ya no sirve únicamente para usuarios de ‘smartphones’. Las aplicaciones móviles tienen un papel creciente en todas las facetas del día a día y, por ello, una ‘app’ deberá interactuar cada vez con más dispositivos.

Existe una feroz competencia en el mercado de las ‘apps’ que no para de crecer. En 2016, en Google Play Store se podían encontrar más de 2 millones de aplicaciones. Otros 2 millones estaban disponibles en la Itunes App Store de Apple y más de medio millón de aplicaciones se encontraban en la tienda de Windows. Crear una aplicación que se diferencie de las demás es un proceso complejo. Una ‘app’ debe estar actualizada y requiere un continuo mantenimiento para que pueda ir adaptándose a cualquier nueva tecnología o dispositivo que salga al mercado.

En el marco del Mobile World Congress de Barcelona, la empresa española AppFutura presenta una guía para la creación de ‘apps’ con la colaboración de 30 empresas de desarrollo de todo el mundo. La externalización del desarrollo de aplicaciones móviles a otros países es una práctica cada vez más común y el informe presenta algunas claves para crear una ‘app’ con éxito de este modo. AppFutura trata diariamente con clientes de diferentes países con la idea de realizar una ‘app’. Estos se enfrentan a un mercado muy amplio de empresas de desarrollo y la plataforma española les ayuda a seleccionar la mejor según sus necesidades.

La experiencia de más de 4.500 proyectos publicados y la continua investigación en las tendencias del mercado han aportado, también, información a este estudio anual.

Según esta empresa, antes de invertir en la creación de una ‘app’, es aconsejable realizar un estudio de mercado para conocer la competencia; así como analizar las características de aplicaciones parecidas o del mismo sector. Si bien el triunfo de la ‘app’ creada se deberá a muchos factores, este proceso permitirá saber qué funcionalidades y características son necesarias y cuáles son prescindibles.

La categoría en la que se engloba la ‘app’ influirá notablemente en sus características: las ‘apps’ para niños tienen mucho color y son participativas, los juegos deben idearse en base al tipo y al tamaño de la pantalla en el que se jugarán; y la ‘apps’ de salud deben ceñirse a ciertas normativas sanitarias. Las aplicaciones sociales se usan diariamente (o incluso constantemente) por miles de usuarios y las 'apps' para ‘wearables’ no requieren de un gran esfuerzo de diseño, aunque hay que trabajar la calidad del mismo, y actualizarlas a menudo.

Por último, un ‘test’ exhaustivo de la ‘app’ es fundamental antes de su lanzamiento y promoción.