Los portátiles y las tabletas aparecen en las compras para la vuelta al cole más que en otros años

Rebold, empresa de marketing y comunicación basada en el análisis de datos, ha estudiado cómo se están comportando los padres y los estudiantes con el objetivo de ayudar a las marcas a planificar sus campañas en este entorno.

La primera conclusión, lógicamente, es que la forma de comprar ha cambiado por completo y no se parece a ninguno de los últimos años. Es diferente dónde se compra, qué artículos se adquieren y cuándo.

Cómo están cambiando las compras

Mientras que en los últimos años se habían adelantado muchas compras de material escolar al periodo de julio-agosto, este curso se alargarán hasta el otoño, ante la falta de definición aún de cómo serán las clases, lo que está provocando que una gran parte de padres aplacen algunas decisiones hasta el último momento.

Una situación bien distinta al pasado curso, cuando el 40% de las búsquedas en internet sobre material escolar se realizaron durante julio, el 55% a lo largo de agosto y apenas el 5% en septiembre, según datos de Google.

El gasto oscilará entre los 1.837 euros de media en Educación Infantil y los 2.061 euros de media en Bachillerato, según un estudia realizado por la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios).

En el caso de los estudiantes universitarios, el 41% comprará de tres semanas a un mes antes de que comiencen sus clases y el 23% lo hará dos semanas antes del principio del curso.

¿Los compradores gastarán menos este año?

El análisis de Rebold señala que, en comparación con 2019, los consumidores gastarán menos este año en artículos tradicionales para el regreso a clase, como ropa y útiles escolares. Sin embargo, en cuanto al gasto total, los consumidores destinarán la misma cantidad de dinero o más, solo que en artículos diferentes a los de años anteriores.

Así, el estudio de Rebold prevé una reducción cercana al 5% en el gasto medio en las categorías de compras tradicionales en la “Vuelta al cole”, mientras que el gasto en categorías emergentes (como dispositivos electrónicos o suscripciones digitales) se incrementará un 2%. En el caso de ordenadores y hardware, se prevé que el gasto subirá un 38% respecto al principio de curso en 2019.

Tomando en cuenta el gasto total durante el año escolar, la previsión de las familias, en comparación con 2019, es:

  • El 39% de las familias espera gastar menos.
     
  • El 37% piensa que gastará lo mismo.
     
  • El 24% cree probable tener que gastar más.