TheGrefg en una acción para Burger King

Ser influencer es una profesión ya consolidada en España, donde, según un reciente análisis de 2btube, existen más de 9.100 creadores  profesionales de contenidos. Además, este sector ha revolucionado de tal manera el consumo audiovisual y la forma de hacer publicidad, que detrás de los influencers hay miles de profesionales en nuestro país. Los datos se han extraído de Tubular Labs y tienen en cuenta los creadores existentes en YouTube, Instagram, TikTok, Facebook y Twitch, las plataformas en las que más ingresos generan los influencers

La monetización es muy diferente en cada red social. Algunas comparten ingresos publicitarios con los creadores en función de sus visualizaciones y otras tienen un sistema de donaciones o regalos que hacen directamente los fans. Sin embargo, el grueso de los ingresos de un influencer suele ser a través de campañas publicitarias con anunciantes. 

Por segundo año consecutivo, 2btube ha clasificado los perfiles de los creadores españoles en diferentes redes sociales y concluye que actualmente hay más de 154.000 creadores con más de 1.000 seguidores en alguna de sus cuentas; casi 50.000 creadores con más de 10.000 seguidores; más de 9.100 creadores con más de 100.000 seguidores y casi 900 que tienen más de un  millón de seguidores. 

Si comparamos con los datos que 2btube presentó en 2021, estas cifras se han incrementado entre un 15% y un 28%. Así, si bien la franja de creadores de más de 1.000 seguidores ha crecido un 15%; el número de creadores que ahora tienen más de un millón de seguidores es un 28% más.  Los creadores que tienen más de 100.000 seguidores, momento en el cual según 2btube han alcanzado el estatus de influencers y pueden dedicarse profesionalmente a la creación de contenidos, son ahora un 23% más. 

Según InfoAdex, las empresas han invertido 93,7 millones de euros en influencer marketing el año pasado, lo que supone un crecimiento del 23,9% con respecto a los 75,6 millones de 2020; año que a su vez había sido clave para el sector, ya que la contratación de influencers fue de las pocas estrategias publicitarias que se incrementaron con la pandemia.