cruz

Naturalmente, internet está más unido a la vida cotidiana en aquellos mercados con una buena infraestructura de banda ancha, y no tanto en aquellas naciones en vías de desarrollo donde se realizó el estudio. Así, encontramos que el 92% de los británicos, 91% de los españoles, 90% de los australianos y 89% de los holandeses y estadounidenses consideran que internet es totalmente necesario para sus vidas. También los resultados confirmaron que eran los segmentos más jóvenes de todas las poblaciones quienes más afirmaban que no podrían vivir sin internet.

Afortunadamente para la prensa, el estudio de Synovate demostró que muchos mercados, en especial Asia y América Latina, siguen siendo muy partidarios de ella. El 55% de los chinos son grandes aficionados a leer el periódico, seguidos por el 53% de los encuestados en Hong Kong e India.

Un 35% de los encuestados españoles indicó que echarían mucho de menos los periódicos si no los hubiera y Antonio Malillos, director de marca y comunicación de Synovate España, atribuye esta afirmación al fútbol. "Aquí los periódicos más leídos son los deportivos, que hacen especial énfasis en el fútbol y en muchos grupos sociales casi se consideran de lectura obligatoria. Los artículos forman parte de la vida social de muchos españoles."

En el otro extremo de la escala, los lugares que afirmaron que podrían vivir fácilmente sin periódicos fueron Taiwán (40%), el Reino Unido (34%) y Estados Unidos (32%).

La radio no se valora tanto como la televisión o internet, la mayoría “pueden vivir sin ella” o “no la echarían muchísimo de menos”.

El 23% de los encuestados en Brasil, el 19% en Estados Unidos y el 18% en Australia dicen que no pueden vivir sin ella. El principal motivo de esta “dependencia” a la radio en dichos países se debe al tiempo que se pasa en el coche, lo que facilita tener mayor posibilidad de escucharla que en otros lugares; y al deporte, la radio es una forma popular de informarles de las puntuaciones de los partidos en directo.

La radio se considera menos importante en Taiwán (el 51% puede vivir fácilmente sin ella), China (40%) y Hong Kong (37%).

Otro de los medios analizados en este estudio es el cine, del que los españoles somos los mayores aficionados. El 43% o no podría vivir sin él o lo echaría mucho de menos si no lo hubiera, seguidos por los brasileños (33%) y los chinos (32%).

Para terminar, Synovate también preguntó por la importancia que las personas otorgan a sus móviles. Un 70% de encuestados chinos dijo que “no podrían vivir sin él” y esta cantidad fue también elevada en Hong Kong (59%) y Taiwán (54%). En todos los países en los que se realizó el estudio salvo en Canadá, una clara mayoría dijo que o “no podría vivir sin” su teléfono o “lo echaría muchísimo de menos”.

Este estudio se llevó a cabo en septiembre de 2009, y encuestó a más de 8.600 personas de once mercados: Australia, Brasil, Canadá, China, Hong Kong, India, Holanda, España, Taiwán, el Reino Unido y Estados Unidos.