El nuevo envase es de papel reciclable

En esta línea, Nestlé ha diseñado un envase de papel para su novedad de la marca Nesquik, All Natural. El nuevo estuche, en forma de bolsa, está hecho de papel procedente de fuentes sostenibles que cuentan con la certificación de sostenibilidad de FSC (Forest Stewardship Council), una organización global, sin ánimo de lucro, dedicada a promover la gestión forestal responsable en todo el mundo. Las bolsas, que se pueden depositar directamente en los contenedores azules para el reciclaje de papel y cartón, se han probado exhaustivamente para garantizar que el cacao soluble se mantenga en perfectas condiciones durante el transporte y el almacenamiento, asegura la compaía en un comunicado.

La nueva variedad de Nesquik se elabora con una lista de cinco ingredientes naturales. Contiene más cacao, ofreciendo un sabor más intenso que las variedades hasta ahora presentes en el mercado, y menos azúcar que el producto clásico. De hecho, está elaborado con azúcar moreno de caña en lugar de azúcar blanca y con cacao de África Occidental obtenido de forma responsable mediante la iniciativa “Nestlé Cocoa Plan”.

Esta novedad, que convivirá con el resto de productos de la marca, se ha lanzado en cinco mercados europeos: España, donde estará a disposición de los consumidores a mediados de marzo, Francia, Alemania, Italia y Portugal.