El emblemático logotipo diseñado originalmente por Salvador Dalí lucirá en el nuevo casco Shark del piloto durante los Mundiales de 2019 y 2020, a partir del Gran Premio de Catar que se celebrará el próximo 10 de marzo.

Para Jorge Lorenzo, “el motociclismo no es solo sacrificio, pasión y compromiso, también es diversión, ¡y Chupa Chups es una marca muy divertida! Mi pasión por el motociclismo se remonta a mi infancia y Chupa Chups, al igual que las motos, es parte de la diversión de mi niñez, un recuerdo que ha sido parte de muchas aventuras y logros que todavía están presentes en la actualidad”.

La relación de Lorenzo con la emblemática marca de caramelos se remonta 20 años atrás. En 1999 empezó a lucir en el casco la imagen de Chupa Chups, que lo acompañó desde los primeros años de su carrera en 125 cc y 250 cc —cilindrada en la que ganó los campeonatos de 2006 y 2007— hasta su primera participación en la categoría reina (500cc) en 2008.

Además Chupa Chups también acompañará a Jorge Lorenzo cada vez que suba al podio: una forma divertida e irreverente de celebrar sus éxitos para demostrar a sus fans cuánto le gusta la marca de la que es embajador desde hace años.

Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo y Valentino Rossi, en una imagend e archivo
Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo y Valentino Rossi, en una imagend e archivo
Jorge Lorenzo, de pequeño
Jorge Lorenzo, de pequeño