El documental lo ha creado la agencia creativa Bakery Group

La marca de agua, propiedad de Mahou-San Miguel, quiere contar historias que despierten la reflexión y la solidaridad.  El documental presenta a Alejandro, María y Silvia, luchadores incansables que no pierden la sonrisa y transmiten su actitud positiva a su entorno.  La pieza pone en valor la importancia de sentirse bien emocionalmente en la lucha contra el cáncer.   

“En Solán de Cabras tenemos un sólido compromiso con la sociedad apoyando proyectos sociales e iniciativas que contribuyen al bienestar de las personas. Gracias a esta colaboración, llevamos seis años juntos por el bienestar emocional aportando nuestro granito de arena y donando minutos de atención psicológica a pacientes de cáncer y a sus familiares”, afirma en un comunicado Beatriz Fernández-Loizaga,  directora de Marketing de la Unidad de Aguas de Mahou San Miguel.