La campaña es obra de Ogilvy Barcelona

Hace ya años que La Lechera vinculó la autenticidad y la 'artesanía' de sus productos con el conocido cuadro del pintor holandés Johannes Vermeer, en el que una mujer vierte leche de una jarra en un recipiente de barro que descansa sobre una mesa. Una escena costumbrista que la nueva campaña, obra de Ogilvy Barcelona, vuelve a utilizar.

El trabajo, que se difunde en televisión, describe los beneficios de los yogures de la marca y cierra con el eslogan “Lo bueno lleva su tiempo”, que también es una nueva aportación de la agencia creativa.

“Tras una visita a una fábrica de La Lechera, estudiamos los valores diferenciales del yogur y vimos que, una vez hechos, reposan en sus instalaciones. Decidimos recrear lugar parecido a una cava de vino, pero con ventanas y luz natural”, explica Camil Roca, director creativo ejecutivo de Ogilvy Barcelona.  “La aparición de la mujer, la lechera, es un brand cue (señal de marca) que en la nueva idea creativa está perfectamente justificada”, añade Roca.

Spark Foundry maneja los medios.