La campaña es obra de La Despensa

Mientras en algunos países del mundo los consumidores se preocupan por quitarse las calorías, en otros como Etiopía o Haití la mayoría de la población no tiene acceso a la cantidad necesaria a causa de la pobreza.

La Despensa ha aprovechado este contexto para lanzar Give, una nueva bebida alta en calorías: 1500kcal por lata, exactamente. Un refresco zero para el consumidor, pero alto en calorías para otras personas: los beneficiarios de los más de 500 proyectos que desarrolla Manos Unidas en 54 países.  

Esta nueva bebida no está a la venta, sino que es posible donar su precio para que otros disfruten de las calorías que el consumidor no está ingiriendo. Por ejemplo, con la donación de una lata es posible alimentar a un niño durante un día en Etiopía ó con la donación de seis latas, Manos Unidas alimentará con leche enriquecida a un niño desnutrido en Haití durante una semana.

“Las redes sociales se han convertido en un escaparate, donde compramos con solo deslizar el dedo. Para esta campaña queríamos impactar al usuario y buscar su donación usando rutinas a las que están acostumbrados y que son totalmente naturales para ellos”, señala Auxi Barea, directora de social media y contenido de La Despensa.  

La campaña ha sido diseñada íntegramente para redes sociales y estará apoyada por influencers que animarán a comprar esta bebida que no quita la sed, pero sí el hambre. Además, la agencia ha sido la encargada del diseño de la web de donación https://www.manosunidasrefrescogive.org/ Tras un concurso de agencias, Manos Unidas ha confiado en La Despensa para desarrollar una campaña con el objetivo de rejuvenecer el perfil del donante de esta ONG.