Imagen

La marca valenciana El Paeller ha presentado sus fondos cocinados con este combustible vegetal. Desde su obrador a leña en Chiva (Valencia), doran los ingredientes para extraer su sabor, añaden agua y, durante 90 minutos, mantienen una cocción lenta para que el aroma a leña impregne el caldo. Finalmente lo dejan reposar treinta minutos con los últimos rescoldos de la leña, consiguiendo así el inconfundible ahumado de la combustión vegetal.

El lanzamiento contempla tres variedades: caldo de carne a leña (utiliza pollo campero y pato), caldo vegano (se usan medio kilo de verduras frescas para la elaboración de cada lata, entre las que se encontran zanahoria, cebolla, puerro, col lisa o nabo) y caldo de marisco (con mariscos de Dénia, verduras frescas y toque de morralla de la Marina Alta).

Todos los caldos se presentan en lata reciclada de un litro con tapa de plástico reciclado para su correcta conservación.

“Nos gusta especialmente que la gente pueda jugar en sus cocinas con nuestros caldos, que experimenten el toque único de la leña en sus recetas favoritas, con la tranquilidad y seguridad que están haciéndolo con productos de primera calidad. Sin aditivos, añadidos industriales ni aromas, desafortunadamente tan presentes en muchos otros productos” asegura en nota de prensa Rafa Margós, chef ejecutivo y socio fundador de El Paeller.

“Con este nuevo lanzamiento seguimos transmitiendo esa forma de entender la gastronomía auténtica, respetuosa con los ingredientes frescos y naturales, principalmente de proximidad, honesta y sostenible, que nosotros resumimos con el planteamiento #SomosDeLeña. Desde la selección de los ingredientes, la combustión a leña, hasta llegar a los envases de nuestros productos, 100% reciclados y reciclables”, afirma en el mismo comunicado Guillermo Navarro, director general y socio fundador de El Paeller.