Además, de la misma manera que ocurre en los enlaces patrocinados de Google, el anunciante sólo pagará cuando el usuario haga clic sobre el vídeo. El precio depende de la demanda de la palabra en el momento de contratar la acción.

Los anunciantes, además, tienen la posibilidad de tener el Vídeo Promocionado con el formato publicitario “Anuncios integrados en vídeo”. Este formato es una imagen que ocupa el 20% del espacio de un vídeo de YouTube durante 10 segundos, que el usuario puede cerrar o pinchar sobre él en caso de querer acudir a la página web del anunciante.

A partir de ahora los vídeos estarán disponibles para todos los anunciantes de Adwords en Reino Unido, Francia, Italia, Alemania, España y Países Bajos.

Nathalie Picquot, responsable de ventas y publicidad de Display de YouTube ha declarado que este “formato publicitario combina la precisión de AdWords con el poder de YouTube. Además, permite tanto a un negocio pequeño que quiere promocionar sus servicios por primera vez como a un estudio de grabación que quiere lanzar una nueva película o una gran marca que quiere probar la efectividad de un nuevo anuncio, asegurarse de que sus vídeos encuentran la audiencia deseada en el momento justo en YouTube".