Imagen de Erna Daalman en Pixabay

Se trata, señalan, de la primera guía en Europa sobre esta materia elaborada conjuntamente por la autoridad de protección de datos y los representantes de la industria. 

La guía, cuya versión anterior acumula más de dos millones de descargas, recoge las orientaciones, garantías y obligaciones que la industria debe aplicar para utilizar tanto cookies como tecnologías similares (fingerprinting y otras) cumpliendo la legislación vigente. “El papel esencial que juegan las cookies para la prestación de numerosos servicios en internet y, a la vez, las implicaciones que tienen en la privacidad de los usuarios ha determinado la necesidad de implantar un sistema en el que el usuario sea consciente de quién, cómo y para qué se están utilizando sus datos personales”, se indica. 

Así, el documento analiza la necesidad de obtener el consentimiento informado de usuario antes de instalar las cookies, recogiendo tanto la obligación de transparencia en la información como el consentimiento en sí mismo, teniendo en cuenta que la nueva normativa de protección de datos establece unos requisitos más estrictos. Además, la guía se complementa con ejemplos prácticos de fórmulas válidas para recabar el consentimiento de los usuarios. 

Concisión

Por otra parte, el documento determina que la información debe ser concisa, transparente e inteligible, utilizando un lenguaje claro y sencillo. “Por tanto, debe evitarse el uso de frases confusas como ‘usamos cookies para personalizar su contenido y crear una mejor experiencia para usted’ o ‘para mejorar su navegación’, o frases como ‘podemos utilizar sus datos personales para ofrecer servicios personalizados’ para referirse a cookies publicitarias que almacenan información sobre el comportamiento de los usuarios mediante el análisis de los hábitos de navegación”. Además, se determina que después de que el usuario dé su consentimiento para el uso de cookies, la información debe seguir siendo fácilmente accesible, promoviendo la información por capas. La Guía clarifica también que esta información se debe facilitar antes del uso o instalación de las cookies mediante un formato visible, y que deberá mantenerse hasta que el usuario realice la acción requerida para otorgar el consentimiento o rechazar la instalación. 

Seguir navegando

En cuanto a las modalidades de consentimiento aceptadas, se admite la opción de “seguir navegando” como fórmula válida para obtener el consentimiento tras haber informado de ello, reforzando las garantías para que pueda ser considerada como una clara acción afirmativa e incorporando procedimientos para que denegar el consentimiento pueda ser tan sencillo como prestarlo. El documento incorpora distintos escenarios para clarificar lo que es la navegación y el consentimiento.