Bart Becht, director ejecutivo de productos de gran consumo en Reckitt, afirma en este diario que hasta ahora “el consumidor tiene más en cuenta a la hora de decidirse por una marca el precio, la funcionalidad e incluso el packaging antes que en el respeto ecológico. Pero esto es lo que intentaremos cambiar con esta campaña”.

Procter&Gamble, de la mano de su marca Ariel, tiene en activo la campaña Cada gota cuenta, en la que se dan consejos para ahorrar agua.

Por otra parte, Reckitt Benckiser está preparando el lanzamiento de un detergente ecológico, que según desvela Marketing Week se llamará VO y contará con una campaña de marketing para este otoño.

Este medio también asegura que Procter & Gamble tiene previsto el lanzamiento de un gama de detergentes líquidos para ser vendidos bajo la etiqueta de ecológicos. Las fuentes de este medio sugieren que estos productos ahorrarían entre un 40 y un 80% de energía.

En el mercado ya se encuentran otros detergentes que no dañan el medio ambiente, como Tiny But Tough (bajo la marca blanca de los supermercados británicos Asda) y Persil Small & Mighty (de Unilever).