nestle

La multinacional ha generado una polémica en su página de Facebook al adoptar actitudes dogmáticas que parecerían alejadas del tono que debería imperar entre marcas y fans en las redes sociales. Hace escasa fechas, Nestlé informó a sus 90.000 fans de lo siguiente: “Vuestros comentarios son bienvenidos, pero por favor no uséis una versión alterada de nuestro logo como imagen para vuestro perfil. Será eliminada”.

Algunos usuarios habían empezado a usar el conocido logo del nido y los pájaros para expresar su preocupación medioambiental (Nestlé se ha visto envuelta en alguna polémica en este ámbito recientemente, en concreto por su uso del aceite de palma para la fabricación de su chocolatina KitKat, por lo que Greenpeace ha difundido un viral que lo denuncia).

Los usuarios de la página criticaron y afearon la actitud del moderador de Nestlé y éste respondió: “Gracias por la lección de modales, considérese acogido en la página. Pero es nuestra página, ponemos las reglas, siempre ha sido así”. El rechazo ha sido generalizado y ahora el moderador ha prometido cuidar las formas, aunque Nestlé mantiene en la cabecera de la página el mensaje sobre el logo. Una pequeña lección, como señala la revista estadounidense Advertising Age, sobre qué no hacer en redes sociales.

Ahora el viral de Greenpeace es el principal tema del perfil de la marca en la red social. Los usuarios han colgado comentarios en contra de la práctica denunciada, incluso enlaces a la campaña.

El año pasado Domino’s Pizza vivió en su propia carne el peligro de internet con una crisis iniciada por un par de empleados que subieron a YouTube un vídeo en el que se veía como manipulaban la comida de manera muy poco higiénica.