La campaña que difunde la nueva estrategia es obra de Saatchi & Saatchi London, y en ella cuenta con el cantante Pharrell Williams." Esta es una acción para llegar a la audiencia ‘millennial’, dice en un comunicado Jennifer Jorgensen,  global VP y director de marketing de Haagen-Dazs, en la revista Campaign.

“Los brillos, el oro y el diamante eran más apropiados en los Noventa; el lujo de hoy en día tienen que ver con lo artesanal, la calidad y la integridad de los ingredientes. Creo que nuestra marca estaba todavía vinculada a la vieja definición de lujo, que funciona genial en un cierto grupo de consumidores, pero no con los 'millennials'”, afirma.

El anunciante ha trabajado con fotógrafos de moda y no de gastronomía para buscar ese otro enfoque, Además para el rediseño del ‘packaging’ la firma, junto con el estudio de diseño Love, se ha inspirado en Instagram.