La campaña es obra de El Ruso de Rocky

El objetivo era poner en valor la calidad y el sabor suave del whisky escocés J&B, que en estos mercados se consume sin mezclar. Para Lucas Paulino, socio fundador del Ruso de Rocky, “el reto era contar que el whisky puede ser suave por dentro pero a la vez seguir siendo todo lo que esperas de un whisky por fuera. Y así nació el leñador, una metáfora del propio líquido en el tono sorprendente e inesperado que tiene J&B”.

La campaña se ha lanzado en Bulgaria como primer mercado y se compone de una pieza de 30” y 10” para internet.