La Super Bowl se disputa el próximo fin de semana

Bautizado como floater, o flotador, su función pasa por incluir en el juego a los anunciantes que sean patrocinadores significativos de la National Football League (NFL) o de Fox Sports, según publica Advertising Age. Los anunciantes que apuesten por este producto no podrán emitir un spot convencional, y su presencia en el partido se limitará a una aparición orgánica durante su desarrollo.

Fox anunció el pasado 25 de noviembre que el inventario para el partido ya se había agotado. El precio por la emisión de un spot de treinta segundos ha alcanzado este año los 5,6 millones de dólares. En esta edición de la final, estarán presentes anunciantes como, entre otros, Avocados From Mexico, Anheuser-Busch InBev, Kellogg's (mediante la marca Pop-Tarts), Kia, WeatherTech, Porsche, Mercedes-Benz, Toyota o GM, o políticos como Donald Trump y Michael Bloomberg.

La Super Bowl LIV se celebrará el próximo 2 de febrero en el Hard Rock Stadium de Miami. El partido enfrentará a los Kansas City Chiefs con los San Francisco 49ers.