Doritos lanzó en pleno confinamiento un formato en tubos, muy parecido al de la marca Pringles, solo que con la base triangular. Ahora, estrena en Reino Unido una campaña en televisión e internet para promocionar esta novedad. La agencia española independiente &Rosàs ha sido la responsable.

El trabajo creativo es un falso documental la historia de Gary, que encuentra su don para tocar el triángulo en una tienda de instrumentos inspirándose en los nuevos Doritos Stax y su distintivo pack triangular. A lo largo de 2 minutos el espectador viaja por los rincones más íntimos de este personaje: su familia, el primer productor que confió en él, su novia e incluso algún otro ídolo de masas.

Isahac Oliver, director creativo ejecutivo de &Rosàs, explica que “han conseguido hacer una campaña que nos permite usar códigos más propios del contenido y así conectar más con el público joven al que nos dirigimos”.