alcampo

A pesar de esto, el 31,6% de la población se muestra dispuesta a pagar más por un producto de marca de fabricante que por otro de marca blanca, dato que aumenta hasta 35,8% entre los responsables de la compra del hogar.

La disminución de la preferencia por la marca blanca va acompañada también de un descenso en la percepción de la calidad de estos productos. Si el pasado año el 53,1% de los encuestados consideraban que la calidad de los productos de marca blanca era similar a los productos de marca de fabricante, este año este porcentaje ha disminuido hasta el 50,9%. Los habitantes del área metropolitana de Barcelona son los que peor valoran las marcas del establecimiento, ya que sólo el 44,6% considera similar la calidad de ambos tipos de producto.

Este cambio de tendencia también se ve reflejado a la hora efectiva de la compra. Así como el año pasado el 60,4% afirmaba comprar más productos según el precio, este año el porcentaje ha descendido hasta el 56,3%. El grupo de edad que más se fija en los precios es el comprendido entre los 25 y 34 años. (59,5%)

Centrando las preguntas sobre los productos nuevos, el 40,7% de los encuestados consideran que éstos difieren poco de los que ya están en el mercado. Aún así, el 65,9% de los españoles y el 71,4% de las mujeres reconocen que les gusta probar productos nuevos e incluso el 22,6% declara estar dispuesto a pagar más por un nuevo producto.

El 14 de Diciembre se entregarán los Premios a la Innovación: el Producto del Año 2011.