La pasta, uno de los productos más comprados por los consumidores durante el confinamiento

De acuerdo con el estudio realizado por la empresa especializada en investigación online Toluna, en España solo el 24% de la población encuestada ha mantenido la afinidad por una marca en el momento de tener que reemplazar un producto que no podía encontrar durante la crisis generada por la pandemia mundial. El 39% ha cambiado de marca en artículos de aseo al no haber disponibilidad de su producto habitual, el 35% en refrescos y el 32% en productos de limpieza.

Como tendencia general europea, en España, dice el informe, estamos dispuestos a buscar ese producto habitual en un comercio minorista en un 77%, un 44% online y sólo un 9% a dirigirse directamente al fabricante.

En líneas generales y mundiales, la población siente que recibe suficiente información del impacto del coronavirus, en un 62% con las marcas y un 61% con minoristas.

Toluna está realizando un estudio continuo cada dos semanas desde el pasado 31 de marzo que cubre un total de 19 países y mercados, entre ellos España, con el fin de revelar información sobre marcas y negocios desde la perspectiva del consumidor durante la crisis de esta pandemia mundial.
Según sus resultados, España, siguiendo la tendencia europea, denota un alivio social que se ve reflejado en que la preocupación por la compra de suministros esenciales tales como alimentos o artículos de aseo ha bajado a un 32%. Incluso a pesar de haber sido un país con una gran preocupación acerca del posible desabastecimiento de supermercados al inicio de la pandemia se sitúa como el mejor país de Europa que ha respondido a ello en un 64% gracias al apoyo de los minoristas.

En cuanto a la compra, en España un 77% realiza la compra en tiendas físicas mientras que un 42% la realiza online. Los productos más comprados son los de limpieza, pasta, gel hidroalcohólico, comida congelada y papel higiénico.

Alrededor de un tercio de todo el mundo se ha visto obligado a comprar nuevas marcas o productos por lo que, en ocasiones, se ha pagado más por la cesta de la compra que en situaciones normales, explica la empresa de investigación. En España, algo más del 50% no ha podido comprar un producto que compraba de forma habitual, un 43% pagó más de lo que normalmente pagaría, el 37% tuvo que comprar marcas nuevas, así como el 27% declara haber tenido que comprar online ese producto por no encontrarlo en tiendas físicas.

Accede al informe global aquí