Imagen
El informe es de Mediacom

Uno de los sectores en los que centra su investigación Mediacom es en automoción. La compañía concluye que este sector ha sido uno de los más afectados por la crisis, ya que tuvo que parar su producción y cerrar los concesionarios durante el confinamiento. El dato positivo que apuntan es que un 15% de personas que consideran comprar un coche lo hacen a causa de la COVID-19 (Fuente: Barómetro Kantar). A nivel global, para aquellos que deseen comprar un coche después de la pandemia, el factor principal que guíe su compra será la seguridad (55%), ya que valorarán mucho más sentirse seguros y protegidos manteniendo el distanciamiento social frente a la opción de transporte compartidos.

Es un hecho que la digitalización se ve acelerada por el coronavirus y que representa una oportunidad y también un desafío. En el caso de automoción, explican en este informe, cambiará cómo se comprarán los vehículos, veremos más compras digitales y menos visitas a concesionarios. En un sector en el que la interacción cara a cara con el cliente ha sido siempre clave, ahora la venta online será un canal mucho más usado tras la pandemia por motivos de seguridad y las webs de las propias marcas serán las páginas más visitadas. El 14% de los españoles tiene intención de comprar su próximo coche online, una tendencia que va en aumento (Fuente: Deloitte, Ipsos-datos globales).

En definitiva, apuntan, para el sector será clave rediseñar sus procesos de venta y servicios y reforzar el e-commerce para dar respuesta a las necesidades del consumidor en la ‘nueva normalidad’.

Videojuegos

Mediacom también analizan la estrecha relación entre los videojuegos y el confinamiento. Y es que uno de los hobbies favoritos en esta pandemia a nivel global han sido los videojuegos, sus ventas subieron un 63% durante los primeros días del confinamiento, mientras que las descargas digitales también experimentaron un gran aumento, especialmente en los mercados europeos que entraron antes en el confinamiento como Francia (180%), Italia (175%) y España (143%).

Por otro lado, la agencia de medios subraya como durante la primera semana de confinamiento (semana del 16 al 22 de marzo), las ventas de videoconsolas aumentaron en un 155%, lo que se traduce en 259.169 unidades vendidas. En España, durante la semana del 9 al 15 de marzo, cuando se declaró el estado de alarma, las ventas de consolas aumentaron un 28% y a la semana siguiente, las ventas volvieron a aumentar un 66%.

Hábitos

El equipo de investigación de Mediacom también ha centrado su trabajo en lo que vienen a llamar ‘la vuelta a lo físico’. Y es que, tras el confinamiento, apuntan a una vuelta a los hábitos pre-COVID. Lo apoyan en datos como los siguientes: un 55% de los españoles declaran que han vuelto a comprar en tienda física con la misma frecuencia de antes. Aun así, un nada desdeñable 38% ha incrementado su frecuencia de compra online.

Desde Mediacom observan que, aunque los consumidores siguen evitando los lugares concurridos, el consumo fuera del hogar se recupera con buenas expectativas. Casi el 70% tiene tráfico normal. También señalan un crecimiento de la frecuencia, con más de 6 momentos de consumo semanal.

Pero desde Mediacom aseguran que los  consumidores no volvieron automáticamente a sus viejas rutinas tras el confinamiento. Así lo desvela un estudio que realizó la misma agencia de medios en siete mercados entre los que se encontraba España y donde estudió cómo vivieron los consumidores las nuevas incertidumbres y qué suponía para las marcas.

Entre sus conclusiones están las siguientes:

  • En los últimos meses, los consumidores se han convertido en expertos en planificación y adaptación de sus vidas.
  • Dificultades como la sensación de aislamiento que ha causado la falta de contacto físico y la sensación de que la vida ha entrado en una gran pausa han impulsado comportamientos como la digitalización de la comunicación en todas las generaciones y la búsqueda de actividades más útiles para ocupar el tiempo.
  •  No obstante, el desconfinamiento y su correspondiente libertad han permitido que las conexiones físicas reemplacen a las tecnológicas en la medida de lo posible.
  • -Nos inquieta la seguridad o la falta de control fuera de nuestras áreas locales.
  • Las percepciones de seguridad siguen desempeñando un papel integral en la elección del consumidor.
  • Existe un sentido de responsabilidad entre los consumidores sobre la necesidad de apoyar la economía local.
  • Las marcas y las empresas que escuchan y apoyan las necesidades de los consumidores obtendrán un favor y confianza significativos a largo plazo.
  • Las marcas deben centrarse en hacer que las personas se sientan positivas y permitir que tengan el mejor verano posible sin comprometer su sentido de seguridad.
  • Para terminar Mediacom da tres consejos a los anunciantes:
  • “Ofrezca a los consumidores la capacidad de experimentar productos y servicios localmente de manera segura. Amplifique el contenido en vivo, planifique el contenido basándose en información a través de canales propios para apoyar y ayudar al consumidor y reduzca las fricciones a la hora de completar el proceso de compras, tanto para el comercio electrónico como para las compras físicas”.
  •  “La positividad ha sido y sigue siendo clave para los consumidores en este momento y las marcas deben fomentar ese sentimiento. Los mensajes positivos, basados en los beneficios involucrarán a los consumidores en este momento y ofrecerán alivio al contrarrestar las historias negativas en la prensa”.
  •  “Apoye la recuperación local. Las iniciativas globales y, lo que es más importante, locales para apoyar los esfuerzos de recuperación y apoyo en la pandemia deben aprovecharse en el mensaje del contenido. Sin embargo, dichos esfuerzos deberán ser genuinos y reflejar el propósito / propuesta central de una marca para ser creíbles con los consumidores”.

Accede a los gráficos que resumen y complementan este informe